Porque no son once tíos que dan patadas a una pelota

La crispación es inmensa, nadie está contento y ahora hay que luchar juntos por conseguir volver a aquellos años locos.

En los últimos años se están viviendo auténticos climas de crispación cuando nos referimos a España, en los últimos años ya no nos juntamos como hermanos para apoyar a La Roja, en los últimos años ya no vibramos todos unidos como cuando el Mago Iniesta nos hizo coser nuestra primera Estrella bajo la calurosa noche de Sudáfrica. Ya no ondean banderas, ya no salen caras pintadas, ya no suenan los himnos a todo trapo… En definitiva, ya no se vive el fútbol de selecciones como antaño.
Es cierto que son momentos complicados, que la pandemia ha hecho mella en nuestros corazones y que nuestro modus operandi ha cambiado, pero eso no quita que todo ello deba de afectar al deporte, a nuestra vida, a nuestra pasión. Desde la no convocatoria de Sergio Ramos hasta la vacunación del burbuja de la Selección, muchos periodistas y justicieros de las redes sociales, son los que han decidido cargar contra un bloque que debe de estar unido, sin fisuras, porque las circunstancias extra deportivas no acompañan.
Foto: Agencia Retuers

Luis Enrique es una persona fuerte y con sabias decisiones, pero ante todo es el faro que debe guiarnos hacia la victoria siempre, como decía el Che Guevara, porque nadie mejor que él sabe lo que es ganar títulos, levantar grandes trofeos y liderar a un grupo de valientes guerreros en las duras batallas internacionales. Suecos, polacos y eslovacos miran de reojo nuestra situación, buscando debilidades para clavarnos la daga sin compasión, sin miedo, sin temblor alguno.

Pueden faltar jugadores, pueden sobrar también, pero después de haber presumido de una Generación Dorada que ha logrado hacer Eurocopa, Mundial y Eurocopa no es el momento ahora de dar la espalda.
No es momento de ignorar y de no apoyar a quienes pueden, quién sabe, si volver a meternos en vena lo que es tocar la gloria después de haber bajado al barro, de volver a ponernos como el mejor país futbolístico después de que en Brasil y Rusia nos quisieran hacer ver que no era así.
En Francia cerramos definitivamente esa exitosa Generación, ahora hagamos que varias sedes, empezando por Sevilla, sean los jueces que dictaminen que hemos vuelto, de que estábamos de parranda y de que cuando más nos dan por muertos, más fuertes y contundentes son nuestros golpes.
Que la Eurocopa 2021 sea sabia y justa, pues desde nuestras casas seremos fieles seguidores de nuestra Selección. Comienza la Eurocopa, comienza nuestro próximo gran legado.
Pelayo Rodríguez.
Radio locutor en Radio Sporting.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Lorenzo Castro Martinez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 Ionos que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.