Depende

A falta de tres jornadas el Sporting, ya sin margen de error, depende de sí mismo para asegurar plaza en los playoff de ascenso.

Que el blanco sea blanco, que el negro sea negro, que uno y uno sean dos, como exactos son los números, depende. Que aquí estamos de presta’o. que el cielo esta nubla’o, que uno nace y luego muere. Y este cuento se ha acaba’o, depende. Depende ¿de qué depende?, de según como se mire, todo depende.
Esta es la letra con la que el gran Pau Donés, que por desgracia no está entre nosotros (DEP), nos inspira a la hora de tomarnos la vida con el doble sentido, buscando siempre la parte positiva de todo lo malo, encontrando  el vaso medio lleno en lugar de medio vacío. Porque todo depende de según como se mire y tratándose de este Sporting casi que se hace imprescindible para seguir creyendo y remando.
No quiero hablar de fútbol hoy, no me apetece pararme en tácticas, jugadas, errores o planteamientos, esta vez quiero mirar hacía lo que tenemos por delante y apostar por ellos hasta el final.
No veo el vaso medio vacío, lo veo medio lleno, lleno de ilusión, esa que el sportinguismo maneja como nadie, de sufrimiento, ese que conocemos bien, de sensaciones de que hay que esperar hasta el final de los finales, que siempre nos acompaña, eso que se viene a llamar hasta que no suene la campana, o el pitido.
Es cierto que hace unos meses la confianza era mayor, que el reporte del equipo era superior, muy superior a las expectativas iniciales, claro que sí, y probablemente se haya tenido que rebajar la euforia para sentirnos más nosotros mismos, para apelar a la épica, para pelear más duro, para no dejar de remar, para sobreponernos a los “elementos”, en fin, para ser más Sporting.
Tres batallas que darán paso a otra guerra mucho más dura y sin ninguna piedad, todo depende de lo fuertes mentalmente que sean, que seamos. Olvidemos los malos resultados, unifiquemos, apoyemonos en lo que nos une, hagamos gala de lo que somos, hoy mejor que mañana, porque mañana, puede ser tarde y este grupo nos necesita ahora. Mostremosle el camino, la unión, el coraje, la fe y digamosles que de aquí al final en cada partido, en cada final sus piernas son nuestras piernas, su cabeza la nuestra, su sudor el que nos baja por la frente, su éxito, el nuestro, porque todos, ellos y nosotros, tenemos el mismo corazón rojiblanco, ese que cuando la situación lo requiere late con tal fuerza que hace estremecer al rival, Por lo que fuimos, por lo que somos y por lo que queremos ser.
Siempre Sporting!.
Sobre Loren Castro Martinez 13 artículos
La radio me da la vida. Escribo como hablo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Lorenzo Castro Martinez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  1&1 Ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.